Somos un Centro de Idiomas en Medellín que tiene cursos de inglés, francés, italiano, alemán.

ITALIANO: UNA LINGUA EMOZIONANTE

ITALIANO: UNA LINGUA EMOZIONANTE

¿Has pensado en el italiano como segunda lengua?

Es posible que esta pregunta haya rondado en tu cabeza por palabras que has escuchado como: ciao, grazie, arrivederci, amore, molto bene, etc. El italiano es una de las lenguas que posee ciertas similitudes con el español, y por eso se convierte en un gran atractivo para aprenderlo.

¿Sabías que durante mucho tiempo el principal idioma en Italia era el latín? Esta era la lengua de los diplomáticos, la Iglesia y la literatura. Pero paralelamente a este latín “culto” o “de clase” había otro latín “del común”, que fue transformándose gradualmente con el uso cotidiano en un variado ramillete de dialectos o lenguas vulgares nacidos del idioma.

Entonces, ¿De dónde viene el italiano?

El italiano, justamente, es una lengua romance proveniente de uno de esos dialectos, más precisamente del dialecto florentino o toscano, que era el que se hablaba en las regiones de Florencia, Pisa y Siena, y que a lo largo de los siglos se convirtió en la lengua oficial de una región mucho más amplia.

Curiosamente, este se impuso sobre los demás dialectos por ser la lengua en que se había escrito nada menos que La Divina Comedia, la clásica obra de Dante Alighieri escrita a comienzos del siglo XIV. La obra de Dante, junto a la de pensadores como Petrarca y Boccaccio, sumada a la situación geográfica central de la Toscana, logró que este dialecto alcanzara la supremacía. Adicionalmente, el dialecto toscano era el que menos se apartaba fonológica y morfológicamente del latín clásico.

El italiano actual

El italiano contemporáneo aún mantiene algunas propiedades del latín, pero su léxico ha experimentado los cambios propios de una lengua viva. Dichos cambios se reflejan principalmente en su ortografía, que al igual que el español, es prácticamente fonética. Es por eso que en la actualidad el idioma italiano posee diversos dialectos, caracterizándose por tener casi uno por ciudad. Algunos ejemplos son: boloñés, milanés, brescian, bergamasco, veneciano, marchigiano central, modenés, oscano, piamontés, abruzzese, pugliese (apulian), umbro, laziale, cicolano-reatino-aquilano, molisan, sardo, siciliano, etc.

Esta diversidad de dialectos nos indica claramente la variabilidad en las formas del lenguaje, y es por eso que el italiano al compartir algunas raíces en común con el español, favorece potencialmente el aprendizaje de este idioma. Además, existe una gran cantidad de vocabulario que se escribe y se pronuncia de manera similar, ya que como se mencionó anteriormente, comparten un lenguaje fonético.

Italia, un destino para visitar y practicar su idioma

Italia cuenta con una gran riqueza cultural que va desde la escultura y la literatura, hasta la poesía y la pintura, pasando por la música, la moda y la gastronomía. Adicionalmente, cuenta con una economía estable y competitiva que según el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, la convierte en una excelente opción para futuros proyectos laborales o académicos en la Unión Europea.

Por si esto fuera poco, aprender italiano se convierte en algo sumamente placentero y agradable; es una lengua versátil que posee una musicalidad bastante especial que la destaca como una de las más bellas del mundo. 

Aunque parezca sorprendente, el aprendizaje de un idioma nuevo ayuda a conocer un poco más tu lengua materna, pues contribuye a encontrar palabras que antes ignorábamos, y progresivamente, nos lleva más cerca a entender las raíces del castellano.

Anímate y… ¡“venire a studiare l’italiano presso il Centro di Lingue Blendex”!